Mi experiencia entrenando en la escuela de Sifu NG Chun-hong en Hong Kong

Alan and Kwan playing Gaw Sau
Alan y Kwan entrenando Gaw Sau

Entrenar en la escuela de Sifu NG Chun-hong es una experiencia la cual no tengo palabras suficientes para poder describir o recomendar a cualquiera interesado en aprender de él, en mi opinión, lo mejor en Hong Kong. Habiendo estudiado con JIU Wan, LOK Yiu y WONG Sheung Leung, la interpretación personal de Sifu NG del arte del Wing Chun es extremadamente rica y única.

Su escuela está ubicada en el bullicioso barrio comercial de Mong Kok, Kowloon, Llegué allí en la noche para poder recibir mi primera clase, arreglándomelas como pude para poder llegar a través del mar de gente de compras con el sofocante calor del Agosto. Tras subir dos pisos, un pequeño símbolo de Wing Chun de Foshan era la única indicación de que estaba en el sitio correcto, junto con los sonidos familiares de los practicantes haciendo chirriar sus zapatillas en el suelo y el sonido del Muk Yan Jong. Mi sentimiento cuando entré en la escuela de Sifu NG por primera vez fue aquel que te dice que estas en una verdadera y antigua escuela o kwoon el cual no debe haber cambiado mucho desde que se fundó.

Sifu NG estaba sentado contra su escritorio con una taza de te, al tiempo que miraba como sus estudiantes ejecutaban sus formas y trabajo en parejas. Entonces, fui invitado a sentarme durante un rato con él, le expliqué las razones de mi visita, mientras mirábamos como trabajaban sus estudiantes. Él transmitía el sentimiento de ser alguien cordial, afable y amigable no obstante podías sentir personalidad intensa. Nada parecía escapársele, ni de nuestra conversación ni de lo que estaban haciendo sus estudiantes mientras. Entonces, el me preguntó si podía ejecutar alguna de las formas y ejercicios individuales de forma que el pudiera valorar mi nivel. ¡ Lo observé entonces a él e inmediatamente me di cuenta de que era obvio que tenía mucho trabajo por hacer !

Sifu pasó cierto tiempo conmigo, ayudándome a redibujar algunos de los pequeños detalles de mi base, los cuales necesitaría corregir de cara a adquirir una mejor estructura y mejorar mi técnica. Esto sería algo de lo que debería trabajar durante mi estancia, con Sifu NG realizando recordatorias cada vez que yo volvía atrás hacia mis viejos hábitos. Más tarde empecé a entrenar con algunos de sus estudiantes, lo pequeños defectos que Sifu me corrigió enseguida empezaron a aflorar bajo presión.

La atmosfera en el kwoon era muy relajada, no obstante los estudiantes no perdían el tiempo y estaban totalmente concentrados en el entreno. Cuando entrenaban juntos, colaboraban entre ellos con total armonía de tal forma que ambos podían trabajar de forma libre y constructiva. Esta forma de entreno era diferente de lo que estaba acostumbrado en general de los estudiantes del Oeste, los cuales tenemos la tendencia de acabar luchando durante la práctica de los ejercicios, perdiendo por lo general la esencia del ejercicio y mostrando una progresión lenta como consecuencia. Debido a interpretaciones erróneas, la práctica de Gaw Sau en el Oeste tiende a focalizarse en la velocidad y la fuerza, de forma opuesta a la técnica y estructura. Cuando los estudiantes de Sifu NG practicaban Gaw Sau, podías ver un cien por cien de auténticas técnicas siendo aplicadas de forma perfecta, con el tempo y la energía adecuados. Para los que hayan visto sus videos en YouTube, aunque que te dan una idea de lo que es el concepto de arte para ellos, realmente no son ningún sustituto de la práctica con ellos y de sentir dicha experiencia en primera persona.

Los ejercicios que me enseñaron estaban muy bien pensados y estructurados de una forma metódica. Algunos me eran familiares por mis previos entrenos, mientras otros eran completamente nuevos para mi. Sifu NG creó dichos ejercicios para que sus estudiantes de forma progresiva desarrollaran las cualidades que se requerían para representar este arte. A los estudiantes nuevos se les enseñaban las técnicas a través ya fuera de sus Sihing o de Sifu NG y se les pedía que las repitieran hasta que sintieran que tenían total comprensión de éstas. Luego se les pedía que intentaran aplicar la técnica con uno de sus Sidai hasta que estuvieran seguros de que la podían usar o aplicar con facilidad. El verdadero test lo pasarían si eran capaces de aplicar la técnica de forma efectiva con uno de sus Sihing durante la práctica de Chi Sau y Gaw Saw, de esta forma demostraban que habían comprendido realmente la técnica en cuestión.

Todas las personas con las que entrené en la escuela de Sifu fueron muy amables y me ayudaron mucho, corrigiéndome siempre que era posible. Tuve la suerte de poder entrenar con estudiantes de todos los niveles, y todos los días intentaban cruzaba las manos con cualquiera que Sifu hubieran sentido que me pudiera ofrecer una amplia experiencia. Cada estudiante tenía su propio estilo y sus propias cualidades, pero puedo deciros que todos ellos han experimentado ese metódico proceso de formación.

With Sifu Ng Chun Hong and his students, Kwan (to the left) and Alan (to the right)
Con Sifu Ng Chun Hong y sus estudiantes, Kwan (a la izquierda) y Alan (a la derecha).

En mi opinión, tu puedes decir que un profesor es bueno por o según el nivel de sus estudiantes y este nivel es el que diferencia la escuela de Sifu NG del resto. Aunque no había muchos estudiantes durante mis visitas, los que había eran extremadamente buenos. Su habilidad es gracias al refinado entreno de Sifu el cual pide a todos el máximo nivel y que se concentren en los pequeños detalles, lo que significa que han sido sometidos continuamente a nuevos retos para mejorar sus habilidades. Durante esas dos semanas que pasé con ellos, sentí que había desarrollado un nuevo nivel como resultado del entrenamiento dirigido a mejorar mi base, aunque este desarrollo no era inmediatamente obvio. Por otro lado, tengo la esperanza de que las semillas plantadas con esa refinada y analítica conciencia, en la que fui instruido, continúen creciendo, de forma que cada vez sea más consciente de en que detalles tengo que centrarme en cada momento.

Con lo anterior presente, quiero dar las gracias a Sifu NG por permitirme visitar su escuela, ha sido una experiencia extraordinaria. Gracias también a los estudiantes con los que tuve la suerte de entrenar incluyendo Alan, A’Kwan, A’Gum, Gerard y Fai, entre otros. Espero poder volver y visitaros pronto.

Cualquiera interesado en viajar a Hong Kong buscando la experiencia de entrenar en una autentica y vieja escuela de Wing Chun, puede ponerse en contacto con Sifu Ng a través de su website http://www.wingchun.hk.com/.